11 de Marzo del 2019  

El INPODE ORGANIZÓ UNA MASTER CLASE DE BAILE

Instituto Potosino del Deporte de San Luis Potosí

San Luis Potosí, SLP a 11 de Marzo del 2019


• Dentro del Programa de Activación física de la Subdirección de Deporte Social.
• El escenario fue el Centro de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento Deportivo.

Como parte del Programa de Activación Física de la Subdirección de Deporte Social del Instituto Potosino de Cultura Física y Deporte, se celebró una Master Clase de baile con la colaboración de Pepe Dance.

El escenario fue el Salón Rojo del CDETARD “Plan de San Luis” donde se dieron cita 400 damas y 15 caballeros que durante dos horas tomaron parte de la actividad acompañada de diversos ritmos musicales.

Cualquier actividad física que se realice regularmente ayudará a mejorar la salud, pero una de las más completas por su impacto físico y sicológico es la danza.

Unos minutos de ejercicio diario optimizan la calidad de vida de una forma sorprendente y es que el baile es una acción funcional que trae muchos beneficios a la cotidianidad, entre ellos la reducción del estrés y la ansiedad, la posibilidad de olvidar muchas preocupaciones y sentirse bien.

Cuando se baila se liberan en el organismo mayores cantidades de dopamina, la hormona que provoca sentirse mejor; la música y la danza estimulan el cerebro y activan los puntos sensoriales y los circuitos motores; un cuerpo que baila se complemente con un cerebro activo y atento.

La danza tiene efectos similares a los de caminar o montar en bicicleta para la salud cardiovascular; las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas y tratadas de manera complementaria con un poco de baile.

La actividad física ayuda a prevenir la osteoporosis y la artritis; con el paso de los años se pueden presentar dificultades para absorber el calcio, por lo que las articulaciones pierden su lubricación natural; bailar habitualmente ayuda a mantenerse más saludable.

Los movimientos que se realizan al bailar mejoran la circulación de la sangre y fomentan la quema de calorías. Dependiendo de la intensidad y el tipo de baile que se elija, se pueden perder de cinco a diez calorías por minuto.

La danza además, contribuye al control de los lípidos en la sangre, aumenta el llamado colesterol bueno y reduce el colesterol malo; las personas con diabetes también se benefician porque permite controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El movimiento físico estimula el cerebro y fomenta el desarrollo de habilidades creativas; la memoria siempre está en ejercicio mientras se baila porque se deben recordar secuencias y tiempos; la música misma es ya una puerta para la relajación.

El baile es una actividad recreativa y entretenida que produce satisfacción y mejora el estado de ánimo de quienes lo practican; bailar incrementa el nivel de endorfinas, por eso, después de unos minutos de danzar, el individuo se siente más relajado y de buen ánimo.

   

Subir